La marca personal en el ámbito profesional

¿Cuántas veces te has preguntado cómo te ven o perciben los demás? ¿Sabes que dicen de ti cuándo no estás?

Estas preguntas nos la formulamos continuamente ya que nos preocupa qué piensan los demás sobre nosotros, sobre la imagen que proyectamos, aún más cuando se trata de alcanzar nuestras metas profesionales y tenemos que transmitir nuestras ventajas competitivas para ser una elección de valor para alguien.

¿Crees que si trabajas tu marca personal puedes llegar a conseguir un mayor éxito en tus relaciones sociales y profesionales?

La marca personal es el término que se puede atribuir a la “imagen profesional”, es un concepto que consiste en considerarse a uno mismo como una marca.

Podemos hablar de la marca personal como la huella que dejamos en las personas, lo que transmitimos con nuestros mensajes, acciones, con nuestra forma de ser, con nuestras actitudes, comportamiento, con nuestro carácter o con nuestras habilidades, incluso nuestra forma de vestir influye en la percepción de las personas hacia nosotros.

Actualmente, debido a la gran competencia laboral existente, debemos trabajar en acentuar nuestros valores e identificar aquello que nos hace valiosos para diferenciarnos y destacar para conseguir que nos elijan en el mercado laboral y así empezar a buscar nuestro éxito profesional.

Definir una estrategia para saber qué mensajes, acciones o ideas queremos transmitir es fundamental para desarrollar nuestra propia marca personal y así potenciar aquellos puntos fuertes, diferentes, que nos hacen únicos en un determinado área profesional.

Debemos proyectar la imagen que más nos conviene para alcanzar nuestro reconocimiento en el ámbito que queremos pero sin caer en uno de los errores más frecuentes a la hora de crear la identidad que queremos transmitir, que es pretender ofrecer una imagen que no se corresponde con la realidad. Los detalles marcan la diferencia, son estos los que generan esa sensación de confianza y profesionalidad.

Identificar quién soy y hacer autocrítica, es esencial para comenzar a crear la estrategia que queremos determinar para obtener la visibilidad necesaria para ser reconocidos.

Algunas claves para empezar a trabajar en la imagen que deseamos transmitir pueden ser las siguientes:

1. Identificar nuestras debilidades y fortalezas:

Debemos buscar qué cualidades se nos dan bien y nos hacen resaltar y cuales se nos resisten para tener claro nuestro enfoque y trabajar más nuestras debilidades para que no supongan un obstáculo.

Tenemos que conocer nuestras habilidades para explotarlas y nuestros defectos para cambiarlos.

2. Determinar nuestra especialidad

Definir el área en el que queremos movernos, en qué somos buenos y donde podemos encajar

3. Definir un objetivo

Debemos tener un fin para el que estamos trabajando en nuestra propia marca personal. ¿Qué quiero ser? ¿Dónde quiero llegar? ¿En qué me quiero convertir?

4. Comunicar con credibilidad y claridad

Tenemos que transmitir nuestras ideas y mensajes de una forma clara, contundente y transparente. Si la inseguridad es uno de nuestros puntos débiles no se nos debe notar, trasladar confianza es indispensable para que nos crean.

5. Analizar el comportamiento de los demás con nosotros

Podemos observar cuando realmente nos están escuchando y si interesa aquello que estamos contando.

En definitiva debemos construir e impulsar nuestra propia marca personal para generar grandes oportunidades y conseguir el objetivo deseado.

Cándida Lorenzo Ferris
Responsable del Departamento de Marketing y Comunicación
Cándida Lorenzo Ferris

Responsable del Departamento de Marketing y Comunicación

  • Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas
  • Máster en Dirección de Marketing y Gestión Comercial