“Click” con el ratón sobre la ficha de un cliente es lo único que tienes que hacer tu, o cualquier miembro de tu empresa para tener acceso a toda la información obtenida de las interacciones con el cliente y los datos que genera.

 

¿Pero qué es eso del CRM…?

 

Las siglas CRM significan “Customer Relationship Management” y significa “Gestión de las Relaciones con Clientes”.

Es un software de empresa que sirve para recoger todos los datos y las comunicaciones con los clientes en un mismo lugar para que sea accesible por todos los miembros de una empresa con el objetivo de mejorar las relaciones de servicio, fidelizar e impulsar las ventas.

 

¿Y para qué sirve?

 

Un CRM permite administrar gestionar y analizar las interacciones con clientes, prever necesidades y deseos, potenciar la rentabilidad, incrementar las ventas y adaptar campañas de captación de nuevos clientes.

 

¿Sabías que los principales Beneficios del CRM son los siguientes…? 

 

  • Permite integrar todos los datos obtenidos del cliente
  • Tener un control absoluto sobre el estado de cada cliente a tiempo real
  • Recopilar e-mails y conversaciones con el cliente
  • Analizar los deseos y necesidades del cliente
  • Generar informes personalizados
  • Realizar campañas de marketing o promociones y ofertas personalizadas o exclusivas
  • Gestionar los ciclos de compra y post-venta
  • Agilizar tareas de gestión (facturas, nóminas, comisiones…)

El personal es más productivo ya que se evitan multitud de e-mails, reuniones y llamadas solicitando o enviando información sobre los clientes a otros compañeros.

Según Mckinsey: “El 65% del tiempo en el trabajo lo dedicamos a e-mails, llamadas y reuniones, por lo tanto, sólo nos queda un 35% para nuestra propia productividad”.

 

¿Qué tipos de CRM existen?

 

 CRM Operativo. Gestión del marketing, ventas y servicios al cliente. El objetivo principal es generar clientes potenciales.

CRM Analítico. Diferentes aplicaciones y herramientas que proporcionan información de los clientes. Se utiliza con el fin de tomar decisiones relativas a productos y servicios, y evaluar resultados.

CRM Colaborativo. Su función es centralizar y organizar toda la información y los datos que el cliente proporciona a través de distintos canales.

Existen también los ERP, que se centran en otros ámbitos de la empresa, como finanzas, análisis de los ingresos, stock, contabilidad… y que además integran un CRM.

La diferencia entre ambas herramientas es que el CRM establece su trabajo en la fidelización, sin embargo, el ERP da soporte a la organización y gestión de los procesos de la compañía.

En resumidas cuentas, las empresas no tendrán una visión completa del cliente si la información y los datos no están organizados y almacenados en un único lugar. También surgen problemas cuando los sistemas tienen información obsoleta de los clientes o datos duplicados. Como consecuencia, pueden llevar a una reducción de calidad en el estado del cliente.

Cándida Lorenzo Ferris
Responsable del Departamento de Marketing y Comunicación
Cándida Lorenzo Ferris

Responsable del Departamento de Marketing y Comunicación

  • Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas
  • Máster en Dirección de Marketing y Gestión Comercial

https://emede-etlglobal.com/contacto/