Los préstamos participativos son conocidos en el mundo empresarial por una característica que los hace muy especiales, y es que los mismos computan como patrimonio neto a los efectos de reducción de capital y liquidación de sociedades, por lo que son muy útiles en momentos de dificultades financieras, pero ¿qué son exactamente? Y ¿cómo tributan?

Leer artículo en Ciudad con Alma 

Suscríbete a la Newsletter

Si quieres estar al día, suscríbete a nuestro boletín periódico.

Gracias por suscribirte