En las circunstancias actuales en las que nos encontramos en medio de una grave crisis económica y sanitaria la necesidad de financiación de las empresas se hace más acuciante. Las sociedades acuden a diferentes tipos de financiación como la bancaria pero en innumerables ocasiones son los propios socios los que deciden realizar aportaciones a la empresa para la compensación de pérdidas o para poder realizar los pagos de los vencimientos más próximos a corto plazo.

Leer artículo Ciudad con Alma